16.12.14

Escribiendo Juntos: Pecados Capitales - "Desde que los perdí"

Hola, como están? Hoy les traigo la historia que escribí en este bimestre de el proyecto de escribiendo juntos, que si no saben en que consiste o quieren anotarse pueden pinchar aquí.

Esta vez el tema era los pecados capitales y a mi me tocó la ira; ante un daño o dificultad.
No tuve mucho tiempo para escribir en estos dos últimos meses por las pruebas integradoras y todas esas cosas así que, en mi opinión, no quedo tan bien como otras cosas que escribo. Pero bueno, igualmente espero que les guste!Y si les interesa leer más de estas historias estén atentos que en estos días voy a estar subiendo el PDF completo con cada una de ellas :D

"Desde que los perdí"-Giuliana Giannone


Hace 2 años que ocurrió el trágico accidente del que no quiero hablar y que veran bastante contradictorio ya que es lo primero que estoy mencionando.Quizá es una costumbre de los seres humanos, el contar su vida de momentos malos a los buenos.Porque para nosotros las cosas malas,como por ejemplo las muertes de seres queridos,marcan más en uno que cualquier otra cosa buena. Porque muchos vivimos situaciones feas, pero muy pocos vivimos situaciones felices. 
Volviendo al accidente, yo tenía 16 años y estaba en el auto con mis cuatro amigos; Simon,Dereck,Rosie y Christa. Ibamos para una fiesta, la primera a la que asistía a la que se podía llamar realmente fiesta,que no era de esas reuniones que solemos tener en casa de alguno donde vemos peliculas,comemos pizzas o nos metemos a la pileta.Aquí iba a ver muchisima gente de toda la ciudad y hasta podríamos conseguir alcohol.Yo,tengo que admitir, tengo una personalidad no demasiado extravagante.Si me gusta salir pero la mayoría de las veces prefiero quedarme en casa leyendo o mirando series, pero amo a mis amigos y pasar tiempo con ellos.
El accidente no fue en la ida, si no en la vuelta. Llegamos a la fiesta y entramos mostrando nuestras entradas que habíamos comprado anticipadas, el lugar era como un terreno sumamente grande y bien decorado, y se podía escuchar la música en todo el barrio. Cuando llegamos, y eso que era bastante temprano, ya había muchísima gente y casi ni se podía bailar.Un poco más tarde hubo tanta gente que hubo momentos en los que me perdía, hasta que los llamaba por teléfono y nos reencontrabamos. La fiesta no estuvo ni mal ni bien, probe varios tragos pero no demasiado como para emborracharme.Estuvo bien al punto de que besé a una chica muy linda que conocí por ser amiga de Dereck. El problema fue cuando teníamos que irnos, a eso de las 4.30 a.m y Simon,el único mayor de edad en nuestro grupo, había tomado demasiado para conducir.Pero no podíamos hacer nada ya que ninguno de los otros teníamos la edad ni sabíamos manejar.
Estaba muy molesto con Simon por haber sido tan irresponsable como para beber sabiendo que tendría que llevarnos de vuelta a casa.No es que esta completamente en mal estado, pero si nos llegaba a parar la policía superaría el 0.10 seguramente.
Desde que me sente en el asiento tuve el presentimiento de que esto no estaba nada bien.Todos estabamos muy incomodos con la situación y casi ni hablamos.Rosie, que estaba sentada en el asiento del copiloto, encendió un cigarrillo y comenzó a fumar.Ella si que estaba muy borracha y cuando todavía seguia fumando se quedo dormida, lo que provocó que su cigarrillo cayera. Y no es que cayo ni en el tapizado ni en el suelo ni en la ventana, cayo justo encima de las hojas de estudios de Simon, las cuales se prendieron fuego. Todos estabamos fuera de control y tratabamos de buscar una solución. Esto no hubiese sido tanto si Simon no hubiese sacado la vista del frente por querer sacarse su campera para tirar encima del fuego, si el hubiese seguido mirando pudiera haber visto la camioneta que se cruzaba y frenado.Todo sucedió en cuestión de segundos; estábamos volando fuera del automovil.
De allí solo me acuerdo el despertar en el hospital y que me confesaran que había sido el único en sobrevivir gracias al lado en el que me encontraba sentado, que fue el recibió menos impacto. 
La noticia me destrozó y me dolió muchísimo la perdida de mis amigos, unos amigos que conocía desde hace 10 años, con los que había compartido todos esos momentos felices y buenos de los que nunca se olvidan, ellos que habían estado siempre por y para mí, ya no estaban más conmigo. También me inundaba el sentimiento de culpa, de haber sobrevivido y ellos no. Sabía que yo no había elegido que esto pasara, pero igualmente no podía dejar de pensar en que todos ellos estaban muertos y yo no, yo podría conocer al amor de mi vida,tener hijos y nietos y viajar por el mundo, en cambio ellos ahora solo serían un recuerdo que se iría gastando a lo largo de los años.
Después de dos años,todavía recuerdo ese día como si fuera ayer, me afectó mucho más de lo que pensaba el perderlos. Sin ellos me la pasé solo estos dos siguientes años, sin compartir con nadie el almuerzo en el colegio ni salir a ningun lado que no fuera a la librería y a la casa de mis parientes para ocasiones especiales.
Hoy empiezo el último año de la secundaria.Recuerdo que muchas veces hablamos con mis amigos sobre este momento,sobre todas las cosas que ibamos a poder hacer en sexto, y realmente me duele que eso no pueda suceder.Solo quiero que este año termine rápido y tratar de pasar desapersivido como hice desde que los perdí.Ya no tengo amigos porque 1)soy demasiado friki y tengo gustos que hay gente que no entiende 2)nadie puede parecerse a ellos y 3)porque aunque no quiera admitirlo, se que no quiero sentirme más culpable, ya lo hago por haber sobrevivido y creo que cambiarlos por otros y hacer como si no hubiesen existido sería demasiado. No se si pueden escucharme u observarme, pero yo siento que lo hacen, que saben lo que estoy haciendo en este preciso momento, quizá es algun efecto colateral del accidente. Meto esa excusa para cualquier cosa rara que siento y que no tengo ganas de resolver.
Me levanté y me di una ducha rápida de 10 minutos, desayuné con mi madre que siempre se levanta a este horario para prepararlo, y luego me fui a la escuela en bicicleta.
Llegue cinco minutos antes de que abrieran las puertas asi que me quede caminando por allí, lejos de la multitud hasta que sono el timbre de entrada.
El primer día del año escolar para mí siempre fue un día más, pero este fue distinto ya que es el último que voy a tener.Pero al contrario de lo que pensarán, no es que me pone ni melancólico ni triste, me da felicidad saber que no voy a tener que volver a pisar ese infierno y hacer como si no me diera cuenta de como me mira la gente desde el accidente.Una mirada de compasión, pensaban que entendían el sentimiento pero no, nadie puede saber lo que siento desde ese día, no pueden saber lo que eran ellos para mí. Siempre habíamos sido muy apartados de los demás, vivíamos en nuestro propio planeta y hacíamos cosas que hacía que los demás nos creyeran locos y raros, pero nos reíamos de ellos, porque no nos importaban sus opiniones cuando nos teníamos a nosotros. 
Entre y despues de formar y hacer la oración de cada mañana nos dirigimos cada uno a nuestra clase. Primero me tocaba ingles, que por suerte me gusta muchisimo, siempre presto atención porque hay muchos libros que estan en este idioma y que no se traducen al español y aparte creo que siempre es mejor leer un libro como es originalmente.El profesor es joven y muy atractivo, diciendo la verdad, todas las chicas disimulan pero babean por él.
Luego tuve clases de matemática, contabilidad e historia y llegó el momento de volver a casa, por suerte. Mi familia consiste en mi madre y yo, mi padre murió cuando tenía cuatro años, no me afectó tanto porque yo era muy chico y no recuerdo demasiado, pero lo que si me dolió fue ver la reacción de mi madre. Estuvo en depresión por más de un año y recuerdo que yo no sabía como cuidarla, hasta tuve que ir varias semanas a dormir a lo de mis abuelos porque ella estaba en el hospital.Pero siempre tuvimos un vínculo muy grande, ella es para mí una mujer admirable, no solo por como es como persona, si no también como madre. Me tuvo cuando solo tenía 19 años y se le hizo muy complicado, pero aún asi siguio adelante y me crío con mucho amor, mi padre también estaba con nosotros pero era piloto de avión y en un año podíamos llegar a verlo solo 4 meses.Y lo más raro es que no se murió en el avión ni en esos 8 meses en los que se la pasaba trabajando, si no que lo hizo en un momento de los cuatro que pasaba con nosotros, en un accidente de auto,sí, como ellos.
Cuando llegué a casa mamá ya tenía la comida preparada y mientras comíamos me preguntó como me había ido en el primer día y como se sentía ser ya mayor, ella se preocupa mucho por mí y por si hago amigos, sabe que la muerte de Simon,Derek,Rosie y Christa me afectó mucho y que desde ese momento no traje a ningún compañero a clase ni nunca salgo a ningún lado.
Despues de almozar me fui a mi cuarto y estuve un rato en la computadora escuchando música y navegando en internet, justo cuando encontré un mensaje que me había dejado Matt,el capitán del equipo de futbol de mi colegio que tiene muchísimo dinero y es totalmente malcriado, me decía que si quería ir a una fiesta el viernes por la noche por el comienzo del último año.Me pareció muy raro que me invitaran ya que vivían riendose de mí y la forma en la que me vestía.Me visto con ropa bastante friki, pero me gusta, y aprendí a no dejarme influenciar por los comentarios.Nunca fui a ninguna fiesta después de la de ese día, pero tampoco me interesaba hacerlo sin ellos, no veía diversión alguna.Le contesté que gracias por la invitación y que iba a pensarlo. 
Luego me puse a mirar los últimos 5 capítulos para terminar la 3era temporada de 'The Walking Dead' hasta que baje a merendar.Me preparé un café y tostadas y a mi madre un té que acompañó con galletitas de agua.
Después me puse a leer 'Buscando a Alaska' de John Green, lo compré por internet hace una semana y me llegó hoy a la mañana.Siempre me llama más la atención leer libros que acabo de comprar que otros que tengo desde antes, además este lo estaba esperando hace mucho con grandes expectativas,así que lo empecé.No pude parar de leer hasta la hora de la cena, y luego seguí sin poder soltarlo, cada página me parecía mejor que la otra.Otra obra maestra de John.
Cuando lo terminé eran las 12 asi que decidí ir a acostarme a dormir ya que al día siguiente tenía clases y me cuesta bastante levantarme.
Sonó mi despertador y volví a repetir la rutina del día de ayer, salvo que en la escuela hoy tenía prácticas del lenguaje, biología, física y nuevamente matemática. Llegué a casa y almorcé pollo y papas al horno. Leí , mire series y estuve en la computadora.Merendé, cené y dormí. Esto mismo hasta el miércoles a la noche.
Ese día mientras estábamos cenando mi madre me mencionó que iban a venir el viernes a la noche a cenar los abuelos de parte paterna, que no los soporto.No es por ser malo pero son de esas personas que se pasan refregandote que tienen dinero y todo lo que hacen con el como si a alguien le importara, además todo el tiempo dicen cosas solo para dar lástima porque se creen que son los únicos que tienen problemas, en conjunto, no puedo pasar un solo minuto con ellos. Entonces sin siquiera pensarlo le contesté que tenía una fiesta, sabía que no iba a decirme que no valla porque lo que más quiere es que salga de mi casa y que me despeje, algo que no hago nunca. Se puso muy felíz por mí y me dijo que no había problema, que comían ellos tres solos.El único problema es que queda bastante lejos de mi casa para ir con la bicicleta, pero no viajo en automovil desde el accidente. 
El día de la fiesta me levante y repetí mi rutina para despertarme e ir al colegio,pasar desapercibido, y volver a casa. Pero justo cuando me estaba yendo Matt se me acercó y me preguntó si me veía en la fiesta,a lo que respondí con un sí.
Llegue a casa y almorzamos milanesas con puré.Luego me fui a encerrar en mi cuarto y me ví por quinta vez Star Wars. Luego me quedé en la computadora mirando varios blogs hasta que fui a merendar.
Cuando se hicieron las 21.30 empecé a cambiarme para la fiesta, que era a las 11, pero iba a tener que salir a las 22 para llegar bien, o un poco tarde, en mi bicicleta. Me puse una remera de batman con unos jeans azules.
La carretera estaba bastante despejada,pero el barrio al que tenía que llegar tenía calles de tierra y podían pincharse las ruedas y luego no podría volver.Trate de andar despacio y cuando llegué eran las 23.15
Busqué la dirección que me habían dado pero estaba todo oscuro, ningún rastro de luces o música.Las casas eran muy precarias, podría estar dentro de una villa tranquilamente.Cuando me quise ir de vuelta a buscar la bicicleta en el poste donde la había dejado atada, ví dos sombras al lado de ella. Me acerqué casi corriendo pero con mucho temor porque sabía que su intención no era cuidarla, sino robarmela. Cuando estaba a unos metros no sabía como reaccionar, asi que fui a decirles que la bicicleta era mía y empezaron a reirse y luego uno de ellos me empujó y me hizo caer de espaldas.Me levanté y les dije que era mi única forma de volver a mi casa, pero no me escucharon y se la llevaron. Me quedé ahi parado sintiendo como la impotencia y la ira me consumían.
Soy un idiota, por haber creído que a mí me iban a invitar a una fiesta, por haber venido, por no haber dado la vuelta cuando no oí música, por no tener la fuerza necesaria para pelear y por mi estúpido temor a los automoviles que tengo por el puto accidente.
Corrí de donde estaba parado hasta donde estaba la ruta, y me quedé a un lado.Mi única opción era llamar a mi madre para que me venga a buscar, pero estaba comiendo con los abuelos y no quería molestarla.Ya sabía que bici no tenía y caminar no era una opción ya que tardaría más de 2 o 3 horas.Al final lo único que quedo fue llamar a mi abuela materna, que accedió al instante de escuchar lo que me había pasado.Tuve que esperar una hora ahi´parado mientras me arrepentía por no haber traído una campera.
Cuando llegó con su corolla 2003 sentía como me palpitaba el corazón por el temor, pero trate de alejar todos mis malos pensamientos y concentrarme en que nada malo iba a pasar.
Mi abuela me agobió con preguntas todo el viaje y me consoló, eso ayudaba mucho para despejarme.
Cuando llegamos, mi madre se preocupó muchísimo por mí y me retó por no haber llamado a ella primero, pero sabía que no podía estar enojada por mucho tiempo.Despues me pidió el nombre de la persona que me había invitado a la supuesta fiesta para contactarse con sus padres.Mis abuelos paternos ya se habían ido, por suerte, asi que pude subir y encerrarme en mi habitación.Lloré por mucho tiempo hasta que me quedé dormido.
Todo el fín de semana lo pasé leyendo 'Battle Royale' y me gustó muchísimo.Luego, cuando llegó el lunes, estaba muy nervioso y con nada de ganas de ir al colegio, tendría que caminar las 25 cuadras y sabía que iba a tener que aguantar todas las burlas de mis compañeros.Pero a la vez sentía una profunda ira contra Matt y todos lo que supieran lo que iba a hacer, porque me pareció algo horroroso el momento que me hizo pasar, el haber perdido mi bicicleta con la cual voy a todos lados y el que hizo que al subirme a un auto, todos los fantamas volvieran para atormentarme como lo hicieron los primeros meses después del accidente.
Entonces cuando llegué había crecido mi furia al punto de convertirse en un odio desmedido.Me aguanté toda la mañana tratando de no cruzarme a el capitán del equipo de futbol por ninguna parte.
Pero eso era porque estaba esperando a la salida.Me quedé esperando hasta que salió, lo agarré del brazo y casi lo arrastré hasta un callejón. Alli empecé a desquitarme y le dije todo la basura que pensaba de él. También empecé a pegarle al punto de no tener control en parar, trataba de defenderse mientras me gritaba que pare, pero nada podía calmarme.Sentía que otra persona había tomado mi cuerpo. Después, cuando empecé a notar como estaba sangrando, comprobé que siguiera vivo, y me fuí a mi casa.
En el camino me limpié mis manos manchadas en sangre con la parte de adentro de mi buso.Cuando llegué almorcé y luego me fui a mi cuarto, donde me puse a escuchar música mientras mis lagrimas volvían a caer.
Cuando se hicieron las 11 sentía que me faltaba el aire, los fantamas habían vuelto y no podía parar de pensar en otra cosa que no sea el accidente.Me acordaba de como era la vida de mis amigos antes de morir, los ataudes cerrados porque estaban demasiados destrozados como para mostrarlos en el funeral, todo me revolvía la mente haciendome sentir ira por haber sobrevivido, por haber estado sentado en un determinado lugar que podría haber salvado la vida de alguno de ellos, que podría haberla aprovechado mejor que yo.
Todo esto no me permitía pensar con claridad, asi que me escapé por la ventana para ir al supermercado que queda a unas cuadras, allí compré dos botellas de vodka y otra de cerveza.Me dirigí al callejón cerca de la escuela, donde golpié a Matt, y tomé,tomé todo lo que había comprado hasta el límite de perder la conciencia de lo que estaba sucediendo.
Sí recordaba el haber roto las botellas al terminarlas y empezar a hacerme dibujos de sangre en mis muñecas y manos, luego en mi cara y en mi cuello.Me sentía cada vez más debil,hacía cortes más profundos.Sabía que me estaba matando, pero justamente eso era lo que buscaba. No tuve la fuerza ni la valentía para afrontar todos los problemas, era un completo cobarde que nunca tendría que haber sobrevivido.
Sabía que me estaba muriendo, de a poco mientras me desangraba. 
Cuando llegó el momento no ví ninguna luz blanca, solo completa oscuridad.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te olvides que un blog se alimenta de tus comentarios :)

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba Tiny Book